03 julio 2014

JOSÉ LUIS SAMPEDRO - EL RÍO QUE NOS LLEVA (5)



El río que nos lleva
José Luis Sampedro (Editada en 1961)
Edición DEBOLSILLO -septiembre 2013
---



--
lectura colectiva, dirigida por el profesor Ojeda

---
OCENTEJO

pág.120[...] "Shannon...Recordó en el acto el huerto de los Templarios, pues era como si aquella inverosímil granada prometida estuviera a punto ya de reventar[...]
 


(Ilustración por Otto Wilhelm Thomé, 1885)
(imagen en Wikipedia)
 
pág. 120 [...] “Shannon comprendió que no eran ilusiones suyas[...] Eso sucedía: la savia empujando desde dentro.”

Simpático encuentro con el alegre capador ...y su burra Romera.
 
pág.122 [...] "- Los que andan de paso son ustedes -repuso el capador-. Nosotros estamos en nuestra tierra."
[...]"-Así es la vida -concluyó el Cacholo-. Cada estar tiene su dignidá."

Hallazgo del Galera:
pág.123[...] "Aquello parecía un pequeño pozo, como una tinaja"[...] 
[...]  ”-Una tumba prehistórica- explicó Shannon...”
[...] "¿Qué has tirado al río?"
-¡Bah! Un cuchillo viejo.
[...]"-Sí, todo mohoso. No servía pa na.
¡Qué tonto! Era una espada prehistórica."
[...]"Lo compran los museos"

Llegada del caminante desconocido y encuentro con Paula.

Conversación entre el joven bien plantado y la muchacha.

Incorporación a la cuadrilla de gancheros de Antonio “el Encontrao”

130[...] ”La tierra era la obsesión del Tuerto”...”¡Ay, cuando yo tenga una tierra!”...”Quince años llevo reuniendo dinero”

[...] ”Tenía razón el Negro, había que repartirla, hacer justicia para el pueblo”.

“Y entonces contó el Correa la mejor justicia para el pueblo que había visto en su vida: el Tribunal de las Aguas de Valencia”.

[...] ”En aquel momento vieron a Paula resbalar en el ribazo.” [...] ”La ayudaron a salir”[...]
 

min. escenas de la película de Antonio del Real (1989)
 
 

[...] ¡Qué moler se va a marchar ni marchar!- se irguió el Seco...

[...] desde ahora, tú marcas una raya, y al que se propase le abro la cabeza. Aunque se llame el Seco.

136[...] ”Pero no, no estaban ciegos. Después de cenar, el Seco buscó un aparte con Antonio...”

[...] ”Sí, era la primavera”, pensó Shannon”

[...] ”Era increíble: hasta la tierra se estremecía. Literalmente , saltaba”
 
 
 
[...] ¡No, que no era tierra; eran ranas!

pág.139[...] Sí, era el fin del invierno.
[...] y columbraron el comienzo de unos campos dilatados con bajos cerros y escarpes, dominados por las Tetas de Viana, las dos cumbres gemelas de la AlcarriaY sintieron la emoción de todos los peregrinos de la historia cuando contemplan, por fin, la tierra prometida.”  

--
Canción de primavera
 
 
------
 
MIS OTROS BLOGS:


 

8 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

Sampedro armoniza la lírica con la crítica social. Esta llegada de la primavera es muy poética, todos reciben su empuje, incluso las piedras. La granada estalla, la tierra y el agua burbujea, estalla un gigantesco pomo de perfume. Algo brota y los gancheros no son de piedra en presencia de Paula. Pactan que no se marche, que se quede, la tratarán como a una hermana. La muchacha se enamorará del Encontrao, el último en incorporarse, un fugitivo. El misterio del amor ¿por qué no elige a Shannon?

Las ranas y su danza de amor, y su concierto a la luz de la luna. Genial.

Cierras con una bella música una bien trazada entrada.

Besos, Gelu.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Abejita de la Vega:

José Luis Sampedro fue valiente y solidario hasta el final. Y nunca ocultó su descontento.
En este libro -publicado en 1961-, vemos que Paula se gana el aprecio y el respeto de esos hombres rudos, y el cariño un poco enamorado de Galerilla.
El flechazo entre ella y Antonio, es amor en el que bastan las miradas.
Las palabras que intercambian no hacen más que revalidarlo.
Es muy bonita la relación con Shannon.
Blogger no me aceptaba el video del ‘Tango’ por eso puse los dos enlaces juntos.

Abrazos.

Ele Bergón dijo...

Este capítulo del libro es el que más me ha gustado y la descripción del canto de las ranas, me parece sublime. Creo que en este despertar de la primavera y todo lo que conlleva, incluido el amor de Paula y Antonio, es de un gran lirismo.

Un abrazo

Luz

Paco Cuesta dijo...

La sensualidad, ampliamente tratada por Sampedro es fundamental en la novela, abarca prácticamente a todos los personajes.
Besos

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Luz:

Es un capítulo primaveral, con 'la sangre alterada' en humanos, animales, plantas, cielos y río.
Me gustó muchísimo el diálogo entre Antonio y Paula. Se siente la atracción entre ellos, y el amor que va naciendo. Estupendas las palabras que intercambian.
También me encantó, la demostración del afecto de todos los gancheros hacia la mujer y el miedo a perderla.
Y los ahorros del Tuerto, para conseguir comprar algún día una soñada tierra.
Y el hallazgo de la espada prehistórica y la charla tan divertida con el capador.
En resumen, estupendo todo.

Abrazos.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Paco Cuesta:

Paula se siente atraída por el Encontrao, nada más verlo.
El diálogo entre ellos es una maravilla, incluído el temor de Paula a resultar engañada.

Un abrazo

Amapola Azzul. dijo...

Emocionan tus flases, enhorabuana Gelu.

Un abrazo fuerte.
Tu brisa me llegó muy cerca, gracias por pasarte por mi casa, un beso.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Amapola Azzul:

Pues a mí de tu Blog ‘el lado oscuro’,
me encantan hasta las etiquetas. Y me conmueve lo mucho que te gustan las estrellas, aunque en ocasiones te propongas cerrar los ojos para no verlas, y a veces te moleste la noche.
:)
Un abrazo.