19 marzo 2017

ANTONIO JOSÉ (9) JOSÉ SUBIRÁ

Fotografía
'EN TINTA ROJA, Cartas y otros escritos de Antonio José' (2002)
(Correspondencia con don José Subirá, pp.166 a 208)

CANÇONS POPULARS CATALANES - 1948
--

En el libro ANTONIO JOSÉ, MÚSICO DE CASTILLA, (1980), de los autores : Jesús Barriuso Gutiérrez,

Fernando García Romero, y Miguel Ángel Palacios Garoz, leemos en el prólogo que escribió don José Subirá:              

p.10[...] «Finalizará este prólogo con unas consideraciones dignas de nota. En general amenguan el interés por las obras del músico burgalés diversas causas. Una, la prohibición legal de interpretar obras suyas tras el asesinato deplorable. Otra, por el hecho de figurar el autor con dos nombres de pila y sin apellidos familiares. Él se llamaba Antonio José Martínez Palacios. Según las esquelas mortuorias que guarda mi archivo, su padre, don Rafael Martínez Calvo, falleció a los 57 años de edad, el 28 de noviembre de 1933, y su madre, doña Ángeles Palacios Berzosa, falleció a los 66 años, el 27 de febrero de 1936. Ese matrimonio, según aquellas esquelas tenía dos hijos, a saber: el maestro nacional de escuela en Pradoluengo, y el director del Orfeón Burgalés, llamados respectivamente Julio y Antonio José.

Diccionarios, catálogos, historias y otras publicaciones dedicadas a la difusión de la música española suelen omitir el nombre del admirado Antonio José, y algunas lo mencionan a veces de un modo confuso o equívoco. Citaremos tan solo algunas que bajo tal aspecto se preocuparon de él.

El reciente volumen «Apéndice» publicado por el Archivo Sinfónico de la Sociedad General de Autores inserta las líneas que aquí se reproducen literalmente: «Martínez Palacio, Antonio José. Evocaciones (Flautín) 1.1. (c.i.), 2. (c.b.), 2. -4.3.3.1. Sinfonía castellana (Flautín), 2.2. (c.i.), 2. (c.b.), 2. (c.f.), 4.3.3.1.- Timb., Timbres, Perc., Cuerda. Suite ingenua (cuerda y piano)». Esta mención figura en la Sección titulada «Obras del Archivo Sinfónico por orden alfabético de autores», lo cual demuestra que nuestro compositor aparecía destacado por el apellido, poniendo a continuación en tipo menor los nombres de pila con que se le conoce.

El «Diccionario de la Música Labor», editado en dos volúmenes, fue iniciado por Joaquín Pena y continuado por Higinio Anglés con la colaboración de varios musicólogos españoles (año 1954). Menciona a nuestro artista en la página 83, que dice así: «ANTONIO, A. José. Ver Martínez, Antonio José». Y la página 1485 alfabéticamente lo podría citar entre un Martínez Oyanguren y un Martínez de la Roca, pero se olvidó de poner el apellido a pesar de la referencia anterior, con lo cual siguió oculta su anunciada biografía. Hasta después de muerto seguía persiguiéndole la desgracia a tan gran músico.

En diarios, revistas y libros evocó Subirá los indiscutibles méritos de nuestro artista. Se destaca su «Historia de la música española e hispanoamericana» (año 1953), donde se lee: En su fecunda producción demostró un espíritu elevado, una inspiración sostenida y una técnica depuradísima. Aparecen allí dos grabados: el de Antonio José con los intérpretes del Orfeón Burgalés y un facsímil autógrafo de su «Himno a Castilla». Traducido este libro al idioma alemán, se publicó en 1957, y como el traductor creía que José era el apellido y Antonio era el nombre de pila, el índice onomástico expone alterado el orden de esas dos palabras.»

«Es otra obra de Subirá una «Historia de la Música», la cual tuvo tres ediciones, en dos tomos las dos primeras y en cuatro la última, del año 1958. Menciónase aquí en varios lugares a nuestro artista y se puntualiza que su óbito acaeció antes de cumplir treintaitrés años su joven edad. En esas páginas se puede ver un magnífico retrato del compositor y un autógrafo suyo, comienzo de un romance musical cuyo primer verso dice Sagrada Virgen María.
Elaborado todo lo expuesto con devoción suma, aquí finaliza este prólogo que rectifica errores y prodiga novedades cuyo autor es el antoniojoseísta.»

Continuará
A modo de comentario

Antonio José tuvo grandes amigos. Uno de ellos -en los últimos cinco años de vida-, fue Don José Subirá. La correspondencia que mantuvieron aporta unos datos valiosísimos para conocer a estos músicos y excelentes personas.
Santiago Rodríguez Santerbás, ya recogió en su artículo de Triunfo, 25 diciembre 1971, las opiniones del musicólogo sobre Antonio José. (ver mi entrada 4 de agosto 2016)
Don José Subirá, trabajador incansable y cuidadosísimo, no daba puntada sin hilo. El prólogo, que aportó para el libro de 1980, de Jesús Barriuso, (*) es una prueba en el tiempo de su amistad y "devoción" hacia el músico burgalés.
En el libro del año 2002, En tinta roja, Cartas y otros escritos de Antonio José leemos lo que Antonio José escribió en su primera carta a don José Subirá (p.167-168-169) (Copio un fragmento):
Burgos, 16 junio 1931
Muy admirado señor mío: Mi entrañable amigo Ontañón me enseña una carta de Vd. escrita en términos tan honrosos para mí que no sé cómo agradecérselos bastante. No podía yo presumir que una obra tan modesta como mi Suite ingenua [...] pudiera interesar a Vd. hasta el punto de impulsar a escribir un artículo sobre el anodino Antonio José nada menos que al insigne musicólogo José Subirá...
Por primera vez tengo una espontánea satisfacción. Y quiero sincerarme con Vd. Tengo la certeza de que le digo verdad. Soy franco, sin vanidad ni falsa modestia -los castellanos, los burgaleses sobre todo no mentimos-. Muchas veces me ha dolido la indiferencia; precisamente cuando creía no merecerla [...] 

[...] Pero yo soy muy tieso y jamás he pedido un favor de bombo a nadie, ni he llamado maestros a quienes no lo son...Y así, claro, no crece el pellejo.
Por otra parte, he tenido varios golpes de mala suerte que me aplanaron y me apartaron acongojado del movimiento ambiente.  
[...] Final: la Sinfonía Castellana ha desaparecido. Ya ni quiero buscarla.
[...] En esto, Vd. espontáneamente  me honra con su interés. ¿Comprende mi agradecimiento y mi alegría?
Si Vd. quiere, yo le enseñaré obras mías para piano, para orquesta, para coros. No me juzgue por Danzas burgalesas ni por Suite ingenua. Si tuviese ejemplares le enviaría Sonata Gallega y Evocaciones; pero eso puede verlo en "Unión Musical Española"
[...] Ontañón me encarga muy afectuosos saludos para Vd.
Su admirador y amigo (¿me permite que le llame así?) q.e.s.m.
Antonio José 

  
Nota: [Don José Subirá falleció el 7 de enero 1980, a los 97 años. Así recogían la noticia Enrique Franco,  Federico Sopeñaen El País]


https://www.youtube.com/watch?v=aFdX0VuFEEI
'Madrugaba el Conde Olinos'
--
(COLECCION DE CANTOS POPULARES BURGALESES) 1980
p.62 - 'Paseaba el Conde Lino'
[Antonio José]..."Romance que oí a las hermanas Sidar y que lo cantaban en Belorado"
--


MIS OTROS BLOGS:
FLASES 

13 marzo 2017

PRÓSPERO GARCÍA GALLARDO (2)-BAJO EL CIELO DE LA GÁRGOLA (2)-EL PESADOR DE ALMAS-


BAJO EL CIELO DE LA GÁRGOLA
(p. 266) EL PESADOR DE ALMAS

EL PESADOR DE ALMAS
PALACIOS DE BENAVER (1965)
página 266 a 269
« Los peregrinos compostelanos que salían del recinto amurallado de Burgos por la puerta del Oeste, llamada de San Martín, seguían una antigua vía romana que, pasando por Rabé de las Calzadas, les llevaba en poco más de media jornada a Palacios de Benaver.

Existe en este pueblo, aparte de un convento de monjas benedictinas, una iglesia dedicada a San Martín de Tours, y que probablemente en su origen lo estuvo al arcángel San Miguel. Esta iglesia tiene tres cuerpos de diferentes épocas, siendo el más moderno el de la entrada y el más antiguo, el del ábside y cabecera de la nave. Se trata de una obra del siglo XII, de estilo románico, con clara influencia cluniciense, nada extraño, puesto que nos hallamos en pleno camino de Santiago.

El altar mayor oculta parte de los capiteles de la primitiva iglesia, pudiendo apreciar en sus mutilaciones, en uno de los capiteles que quedan detrás, la serpiente que aplasta el arcángel. En otros dos capiteles, a la izquierda de la nave, se representa una escena de aquel arcángel en el papel de pesador de almas. »
« San Miguel es el acólito del Hijo de Dios, el que, al final de los tiempos, le ayudará en la tarea del juicio. Es aquí donde se nos manifiesta la balanza, la báscula de los pecadores que le habían confiado a San Miguel, como a San Pedro le fueron también confiadas las llaves del Cielo.

Considerando las palabras de la liturgia «Sed signifer sanctus Michael representet eas in lucem sanctam», el arcángel, en el trance del juicio final, tratará, sin  embargo, de estar a favor de los pecadores, teniendo en cuenta las indicadas palabras del ofertorio de la misa de difuntos (1). Esta encomienda tiene por objeto dar un feliz término a la obra de la Redención, a fin de que no perezcamos en el día del juicio.»
  Imagen de internet
(círculo Románico)

« La escena de la balanza se desarrolla en dos capiteles de columnas pareadas. El peso pende del ábaco en el centro de ambas. Un platillo con el doble bueno del alma, aparentemente igual al doble malo, se inclina del lado del arcángel, contrapesando los visibles esfuerzos que el demonio está haciendo en el otro platillo.

Realmente, estas dos almas  no son más que una misma, representada en su duplicidad. El esfuerzo último sobre Satanás -el ángel rebelde- es de un bello significado, pues Dios a la justicia une siempre la misericordia.
Es curioso, desde el punto de vista de las teologías, cómo los artistas han tratado de reflejar esa idea doble e incluso trina del alma. Remontándonos a Platón, cuya filosofía debió influir en los teólogos , decía, refiriéndose al alma, que la integración de lo sensible, es decir, de lo material, sólo se verificaba en una parte de ella. Aquella parte -añade el filósofo- es como un verdadero monstruo, muy pequeña, pero con apariencia humana.

Tertuliano, al tratar de «la corpulentia animae», dice que lo material del alma se solidifica, condensándose, y su forma se modela por la huella. El alma es cuerpo; si no es cuerpo no es nada.

La teoría de Platón no se aceptaba sin reservas por los teólogos cristianos, ya que el filósofo griego, de espíritu panteísta, suponía al alma increada, como una parcela del mismo Dios.
Francia tuvo siempre gran devoción a San Miguel, especialmente desde su aparición en una isla, montículo de las costas normandas: el «Mont Saint Michel»
Esta devoción debió introducirse en nuestra península por el camino de las peregrinaciones extendiéndose rápidamente por Castilla, donde aún hoy en algunas regiones es raro encontrar una parroquia que no posea algún altar dedicado al Arcángel. La escena de Palacios de Benaver, si bien es de factura toscamente labrada, se observa la influencia directa de unas figuras de igual sentido en el pórtico románico de la Catedral de Autum. Los platos de la balanza, la representación del alma y el tipo del demonio corresponden a la escuela del escultor Saint Gilles, que labró aquella basílica de Borgoña. Basándose en la teoría de que el alma tiene la forma del cuerpo que la habita, «anima forma corporis», definida también por los escolásticos, no les fue difícil a los escultores la resolución de un problema representativo de carácter plástico.»
   

(1) Observaciones del conde Grimouar, comendador de la Orden de Pío IX, año 1373.

EL PESADOR DE ALMAS
--
A modo de comentario

Nuestra amiga María Ángeles Merino  -Abejita de la Vega-, nos habla frecuentemente, en su Blog, de Palacios de Benaver. Hace unos años,  mostraba el libro Efemérides burgalesas, de Juan Albarellos, publicado por Imprenta  Diario de Burgos, en 1919, y así supimos del Cristo de los Ojos Grandes, y de la Leyenda de las 300 monjas

(Podemos disfrutar con la lectura de Efemérides burgalesasy del Prólogo de Eloy García de Quevedo, en internet, gracias a la Biblioteca Digital de Castilla y León:
(en la página 164, correspondiente, leemos: día 7 del mes de agosto, "Martirio de 300 religiosas en el Monasterio de Palacios de Benaber - Año 972 "
-- 
Nota: Otro día comentaremos sobre otro pesador de almas, pero diferente. Me refiero a la obra 'El pesador de almas', de André Maurois. Y sobre la "teoría de los 21 gramos".
--

MIS OTROS BLOGS:
FLASES 




06 marzo 2017

APUNTES SOBRE BURGOS- 1864(1) E.A. BESSON (1)

APUNTES SOBRE BURGOS
ó
noticia concisa pero exacta de todos sus monumentos y de cuanto el viajero no debe dejar de ver á su paso por esta ciudad.
por
D. E. A. de Besson
aumentada y adornada con bonitas láminas
Edición facsímil

BURGOS
Librería de D.S. de Villanueva
--

(110 páginas y COLOFÓN -Torreblanca Impresores de Madrid)



 AL QUE LEA
«Tiempo hace que he pensado en la necesidad de aliviar en sus expediciones al que dirige sus pasos á esta antigua córte de la monumental Castilla, que es acreedora á tantos recuerdos y digna por todos títulos de estudiarse con fijeza y con severa atención.

Hasta ahora me había detenido la idea de que se necesitaba una vastísima instrucción para describir con tino todas las bellezas que Burgos contiene, ocupando para eso muchos y muy crecidos volúmenes; pero ya me desengañé de que yo no estaba llamado á historiador, sino que mi encargo debía ser exclusivamente el que tiene el puntero en manos de un maestro rodeado de discípulos; esto es, indicar, hacer fijar la atención en un objeto, dejando á la aplicación ó al gusto del que le observa el desenvolver la idea convenientemente.

Así, pues, amigo lector, en mi hallarás quien, sobre indicarte todo ó la mayor parte de lo que debes observar, te dé algunos detalles que esciten tu curiosidad; dejando luego á tu capricho profundizar mis anotaciones ó darlas para siempre al olvido.

Dios te guarde y desarrolle en ti el gusto necesario para saborear tanta belleza, á la par que te dé paciencia ilimitada para sufrirme.
                                                                              A DIOS. »
ÍNDICE

ÍNDICE y COLOFÓN
---
ÍNDICE

Al que lea

Introducción


Interior

Estatua de Carlos III







Paseos
Cubos
El Parral
A modo de comentario
Tener entre las manos un libro antiguo produce una sensación especial. Hay ejemplares difíciles de conseguir de los que han hecho estupendas reediciones.
Carlos Olivares Libros antiguos, tiene publicados muy buenos trabajos.
Uno de ellos es esta edición facsímil, que reproduce el original de Eduardo Augusto de Besson 1864, y del que iremos hablando en sucesivas entradas, pues es un excelente documento del Burgos de esos años de mediados del siglo XIX.

El nombre del autor, a los burgaleses -de antes-, nos evoca el Puente sobre el Arlanzón:..."Es un puente peatonal que une el Paseo de la Audiencia con la calle de la Merced. Es conocido popularmente como "Puente de la Audiencia" ya que en su extremo norte se encuentra el Palacio de Justicia"
E.A. de Besson,  catedrático de Psicología y Lógica, que fue profesor del Instituto de Enseñanza, y alcalde de Burgos desde 14 de agosto 1878 a 1 de julio de 1879.
.- Cuadro sinóptico del procedimiento criminal ante el Tribunal de Derecho (1873)
.- Diccionario de la novisima compilación general de las disposiciones vigentes sobre el Enjuiciamiento criminal (1879)
.- Discurso inaugural del año académico de 1872 a 1873 leído en el Instituto Provincial de 2ª Enseñanza de Burgos
.- El primer libro de la escuela (1868)
.- Ensayo de un diccionario jurídico de lo más importante ... de la novísima ley provisional de Enjuiciamiento criminal de España, con la llamada a todos los artículos de la misma ... y un cuadro sinóptico de todos los términos (1873)
.- Memorandum para el ciudadano español que haya de desempeñar el cargo de jurado (1873)
.- Método nuevo para aprender á leer en las escuelas de niños y de adultos (1868)
.- Método nuevo para aprender a leer en las escuelas de niños y adultos (1874)
.- Sinopsis completa del sumario con arreglo a las prescripciones de la nueva ley de Enjuiciamiento criminal (1873)
.-La lógica en cuadros sinópticos, ó sea La asignatura de Lógica esplicada con arreglo en un todo al programa oficial
.-La lógica en cuadros sinópticos, o sea, la asignatura de Lógica esplicada con arreglo en un todo al programa oficial (1849)
Participa con la Introducción de 'Compilación de derecho civil vigente en España' (1885)por Emilio Bravo (1827-1893)
[Carta], 1839 mayo 16, Madrid, a Juan Eugenio Hartzenbusch; [firmada por] el secretario general, Eduardo Augusto de Bessón [Carta], 1853 sept. 10, Burgos, a Juan Eugenio Hartzenbusch, Madrid [Carta], 1866 abr. 10, Burgos, a Juan Eugenio Hartzenbusch

Nota: (A pesar del corrector del PC, he procurado respetar la ortografía que aparece en las publicaciones)

https://www.youtube.com/watch?v=eSksnR9R1-8
"Puente de la Audiencia"

--
MIS OTROS BLOGS:

23 febrero 2017

PRÓSPERO GARCÍA GALLARDO -BAJO EL CIELO DE LA GÁRGOLA(1) ANTONIO JOSÉ(9)

Bajo el cielo de la gárgola
Próspero García-Gallardo
1.ª edición 1978
(Artes Gráficas Santiago Rodríguez, S.A.)
Burgos
--
copio de Wikipedia:

"Próspero García-Gallardo (Burgos, 8 de julio de 1905 - Burgos, 1991) fue un pintor español.
[...]su tío el también pintor Luis Gallardo Pérez. Otros pintores como Marceliano Santa María o Eduardo Chicharro (quien vivió en su casa durante varios meses durante la Guerra Civil) le animarán a seguir pintando, actividad que pasados los años le ocuparía la mayor parte de su tiempo.
[...]También se dedicó a la literatura, llegando a publicar un buen número de artículos en periódicos como el Diario de Burgos."


..."Algo le empuja todavía, no obstante las pocas probabilidades estadísticas de vida, a ahondar, querer y sobrevolar mejor su tierra"

--
«POST SCRIPTUM»
p.3 "Esta obra encierra una selección de 99 artículos que publiqué, casi todos ellos, en «Diario de Burgos» entre los años 1964 a 1974.[…]He recorrido estas tierras de clima duro, para mí entrañables, en itinerarios, unos a pie, otros en coche. Actualmente, con posterioridad a estas composiciones y en mi vejez, también me paseo sobre ellas desde el aire."
[…] "He agrupado trabajos sin orden cronológico, pero sí alineados en la unidad de un ritmo temático [...] me apercibí de que, con todas sus posibles virtudes y defectos, eran dignos esos mis trabajos -producto materializado de infinidad de horas de sentir y pensar- de ser considerados o contemplados por los ojos de una escultura amiga mía. Existe, y es una gárgola de piedra que planea sobre cielos y nubes sin moverse del lugar, desde el ángulo –alero de un tejado- de un templo gótico plateresco del siglo XVI, desconocido, perdido en un pequeñísimo pueblo, casi sin habitantes que se llama Cebrecos. Entre montes de encinas y enebros, está próximo a  Lerma y próximo, también, a Santo Domingo de Silos."
Cebrecos, iglesia de San Cristóbal
(imagen de internet)
p.4  "La composición escultórico-arquitectónica de aquella iglesia es simplemente admirable, y, cada vez que la contemplo, veo resumida en su portada, siempre con mayor acento, todo un poema metafísico del existir.
A una de sus gárgolas elijo como inspiradora o colaboradora retrointuitiva de esta recopilación.
Por su boca discurren, en indeterminados días de los azares del tiempo, las lluvias del cielo, y esas mismas aguas a su garganta retornan en otras no menos indeterminadas fechas. Los días claros recibe esa impertérrita criatura hielos hirientes, soles que la acarician o la abrasan. En sus tinieblas, por la noche, recoge luces de lunas y estrellas. Fuerzas de vientos huracanados  supo desafiar durante siglos silenciosa, bellamente tallada con busto desnudo de una joven fuerte y cara fea de dolor; tallada -digo- en un trozo geológico calizo de la era segunda de esta meseta castellano planetaria."  
2
LA SOMBRA DE UN INVITADO POETA
(Marzo 1973)

"El homenaje estuvo anunciado en tarjeta impresa para el mismo día de entrada de la Primavera.
-21 de Marzo de 1934- en el lugar de «Miraflores» - a las ocho y media de la noche, junto a la glera del Arlanzón.
El homenajeado era nada menos que el autor del Cantar de Mío Cid. Se le había reservado el puesto de honor en la mesa. Era su sombra la que habría de presidirnos en esa fecha, considerada para la poesía como sagrada.
[...] éramos aproximadamente dieciséis los comensales [...]


p.10 "Tampoco fuimos muchos más los socios del «Ciprés». Nuestro punto semanal de reunión era a las once de la noche, cada jueves, en el café Candela. Aquella tertulia la creó Eduardo Ontañón, literato y periodista de ámbito nacional, hijo del fundador de un semanario satírico burgalés, publicado a primeros de siglo que se titulaba «El Papamoscas».
Dadas las buenas amistades que Ontañón tenía en el campo de la Literatura, cada vez que algún célebre personaje de las Letras pasaba por Burgos solía compartir, como Menéndez Pidal y Ramón Gómez de la Serna, que yo más recuerde, alguna de las tertulias de los jueves.
  Entre los amigos del  «Ciprés» había investigadores históricos como Lastra, artistas como Palmero, Maese Calvo y el escultor Alonso, compositores de música como el genial Antonio José, impresores como Sáez y un andarín y a la vez dibujante y funcionario de correos, como Ángel Arroyo; un inquieto y verdadero caballero andante, sensible a todas las emociones contra la injusticia. Dos años después, algunos de esos nuestros entrañables amigos terminaron por una de esas ciegas fatalidades del destino, como el poeta -ahora, sin embargo, nacionalmente glorificado- García Lorca, el que también -tengo idea-, visitó un día «El Ciprés». La memoria de Antonio José, en el mundo de la Música no menos genial que el poeta granadino en las Letras, hora es ya que en Burgos debiese estar rehabilitada y honrada públicamente.
Revolviendo viejos papeles encontré, hace poco, una lista del menú de aquella cena, con la sombra del Cantor del Mío Cid. Era una auténtica cena medieval " [...]
3
(1963) (nota (1)..Artículo dedicado a Ramón Gómez de la Serna, con ocasión de su muerte.)
p.12 "Por ahora hace algo más de treinta años, Ramón Gómez de la Serna pasó dos días en Burgos. Vino invitado por los socios de un Círculo literario-artístico que entonces existía en la ciudad y que se llamaba «El Ciprés». Lo presidía el escritor Eduardo de Ontañón. También se llamaba «Tertulia de los Jueves», porque nos reuníamos ese día de la semana después de cenar en un rincón del desaparecido Candelas.
Llegó Ramón Gómez de la Serna [...] Estuvimos comentando largo rato el cuadro que había pintado Solana, que después se hizo muy famoso, de Ramón y los contertulios del café Pombo.
La Tertulia del café Pombo

, pintado en 1920 por José Gutiérrez Solana,

p.13…"Entre los asistentes al “Ciprés” estaban además de Ontañón, el arqueólogo Monteverde, el compositor musical Antonio José, el historiador Gonzalo Lastra y el orfebre Maese Calvo.
Yo tenía entonces un automóvil “Singer”, tipo sport. Conmigo, en ese coche, Eduardo Ontañón llevó a cabo no pocos descubrimientos artísticos, anecdóticos o históricos de esta provincia, que él publicaba en importantes periódicos madrileños."
----
A modo de explicación
Al intentar recopilar el máximo de información sobre Antonio José y su época, llegué a este libro, que lógicamente llamó mi atención, por ser el autor, sobrino de Luis García Gallardo fundador del  taller para fabricar tapices y alfombras «La Cartuja» .

Lo compré usado, y al abrirlo tuve una gran sorpresa. Llevaba una dedicatoria del autor Próspero García-Gallardo, fecha: Septiembre 1978. De momento, mantendré la incógnita. Entre tantos nombres -sin apellidos- que podían ser coincidentes, se me ocurrió uno, muy relacionado con Antonio José, que descubriré en su día.
Además de los datos interesantes que existen entre sus páginas, se añadía este hecho casual -casi mágico- como un aliciente más para continuar investigando sobre todo lo relacionado con el músico y su entorno.
--
En el volumen 1, de ANTONIO JOSÉ MÚSICO DE CASTILLA (1980), de Jesús Barriuso Gutiérrez, Miguel Ángel Palacios Garoz, Fernando García Romero, -con prólogo de don José Subirá-  hacen referencia a este libro, pág.54 y nos remiten al artículo 'LA SOMBRA DE UN INVITADO POETA'.


páginas 62-63-64...
[Antonio José]..."forma parte de la Tertulia del Ciprés, etc.
Esta tertulia, creada en 1932 por Eduardo de Ontañón, se reunía los jueves por la noche en el Café-Bar Candelas del paseo del Espolón (que ocupaba el mismo local del antiguo Salón Parisiana), "cordial rincón del buen regocijo, donde el Ciprés se mantiene enhiesto contra viento y marea". La tertulia tomó como emblema el ciprés de Silos, representado en una escultura cónica de madera que presidía las reuniones, realizada por el cipresiano Félix Alonso.
No conocemos la lista completa de todos los contertulios, pero sabemos que lo eran, además de los ya mencionados Eduardo de Ontañón, Antonio José y Félix Alonso, Moisés Barrio Duque, Luis Sáiz Barrón, Ignacio Ángel Arroyo Merino, Florentino Martínez Mata, Saturnino Calvo, Alfredo Palmero, José Luis Monteverde, Alberto Retes, Alfredo Mediavilla y Eloy García de Quevedo [...]También eran cipresianos, entre otros, Gonzalo Díez de la Lastra, Próspero García Gallardo, María Cruz Ebro, Guillermo S. Cardiel, Jaime Santamaría Ruiz, Fortunato Julián y Ángel Juan Quesada.
La Tertulia del Ciprés fue un espacio de tolerancia y pluralismo en aquel Burgos de la República"
Para saber más:
http://www.aytoburgos.es/archivo/fondos-documentales/fondo-extra-municipal/fondo-antonio-jose

http://www.funjdiaz.net/folklore/07ficha.php?id=2040

Documental:
Burgospedia:
https://burgospedia1.wordpress.com/2014/10/21/la-revista-parabola-y-la-tertulia-el-cipres-por-francisco-blanco/

Diario de Burgos:
http://www.diariodeburgos.es/noticia.cfm/Vivir/20071216/generacion/27/F5A6F8CB-F20F-8C66-AD218E794FF40999

EL PAÍS -
http://elpais.com/diario/1980/02/05/cultura/318553205_850215.html

Siguiendo las Etiquetas en las entradas de este mismo blog:
https://penelopegelu.blogspot.com.es/2016/11/antonio-jose-4-antonio-jose-martinez.html

--
MIS OTROS BLOGS: