23 febrero 2017

PRÓSPERO GARCÍA GALLARDO -BAJO EL CIELO DE LA GÁRGOLA(1) ANTONIO JOSÉ(9)

Bajo el cielo de la gárgola
Próspero García-Gallardo
1.ª edición 1978
(Artes Gráficas Santiago Rodríguez, S.A.)
Burgos
--
copio de Wikipedia:

"Próspero García-Gallardo (Burgos, 8 de julio de 1905 - Burgos, 1991) fue un pintor español.
[...]su tío el también pintor Luis Gallardo Pérez. Otros pintores como Marceliano Santa María o Eduardo Chicharro (quien vivió en su casa durante varios meses durante la Guerra Civil) le animarán a seguir pintando, actividad que pasados los años le ocuparía la mayor parte de su tiempo.
[...]También se dedicó a la literatura, llegando a publicar un buen número de artículos en periódicos como el Diario de Burgos."


..."Algo le empuja todavía, no obstante las pocas probabilidades estadísticas de vida, a ahondar, querer y sobrevolar mejor su tierra"

--
«POST SCRIPTUM»
p.3 "Esta obra encierra una selección de 99 artículos que publiqué, casi todos ellos, en «Diario de Burgos» entre los años 1964 a 1974.[…]He recorrido estas tierras de clima duro, para mí entrañables, en itinerarios, unos a pie, otros en coche. Actualmente, con posterioridad a estas composiciones y en mi vejez, también me paseo sobre ellas desde el aire."
[…] "He agrupado trabajos sin orden cronológico, pero sí alineados en la unidad de un ritmo temático [...] me apercibí de que, con todas sus posibles virtudes y defectos, eran dignos esos mis trabajos -producto materializado de infinidad de horas de sentir y pensar- de ser considerados o contemplados por los ojos de una escultura amiga mía. Existe, y es una gárgola de piedra que planea sobre cielos y nubes sin moverse del lugar, desde el ángulo –alero de un tejado- de un templo gótico plateresco del siglo XVI, desconocido, perdido en un pequeñísimo pueblo, casi sin habitantes que se llama Cebrecos. Entre montes de encinas y enebros, está próximo a  Lerma y próximo, también, a Santo Domingo de Silos."
Cebrecos, iglesia de San Cristóbal
(imagen de internet)
p.4  "La composición escultórico-arquitectónica de aquella iglesia es simplemente admirable, y, cada vez que la contemplo, veo resumida en su portada, siempre con mayor acento, todo un poema metafísico del existir.
A una de sus gárgolas elijo como inspiradora o colaboradora retrointuitiva de esta recopilación.
Por su boca discurren, en indeterminados días de los azares del tiempo, las lluvias del cielo, y esas mismas aguas a su garganta retornan en otras no menos indeterminadas fechas. Los días claros recibe esa impertérrita criatura hielos hirientes, soles que la acarician o la abrasan. En sus tinieblas, por la noche, recoge luces de lunas y estrellas. Fuerzas de vientos huracanados  supo desafiar durante siglos silenciosa, bellamente tallada con busto desnudo de una joven fuerte y cara fea de dolor; tallada -digo- en un trozo geológico calizo de la era segunda de esta meseta castellano planetaria."  
2
LA SOMBRA DE UN INVITADO POETA
(Marzo 1973)

"El homenaje estuvo anunciado en tarjeta impresa para el mismo día de entrada de la Primavera.
-21 de Marzo de 1934- en el lugar de «Miraflores» - a las ocho y media de la noche, junto a la glera del Arlanzón.
El homenajeado era nada menos que el autor del Cantar de Mío Cid. Se le había reservado el puesto de honor en la mesa. Era su sombra la que habría de presidirnos en esa fecha, considerada para la poesía como sagrada.
[...] éramos aproximadamente dieciséis los comensales [...]


p.10 "Tampoco fuimos muchos más los socios del «Ciprés». Nuestro punto semanal de reunión era a las once de la noche, cada jueves, en el café Candela. Aquella tertulia la creó Eduardo Ontañón, literato y periodista de ámbito nacional, hijo del fundador de un semanario satírico burgalés, publicado a primeros de siglo que se titulaba «El Papamoscas».

Dadas las buenas amistades que Ontañón tenía en el campo de la Literatura, cada vez que algún célebre personaje de las Letras pasaba por Burgos solía compartir, como Menéndez Pidal y Ramón Gómez de la Serna, que yo más recuerde, alguna de las tertulias de los jueves.
  Entre los amigos del  «Ciprés» había investigadores históricos como Lastra, artistas como Palmero, Maese Calvo y el escultor Alonso, compositores de música como el genial Antonio José, impresores como Sáez y un andarín y a la vez dibujante y funcionario de correos, como Ángel Arroyo; un inquieto y verdadero caballero andante, sensible a todas las emociones contra la injusticia. Dos años después, algunos de esos nuestros entrañables amigos terminaron por una de esas ciegas fatalidades del destino, como el poeta -ahora, sin embargo, nacionalmente glorificado- García Lorca, el que también -tengo idea-, visitó un día «El Ciprés». La memoria de Antonio José, en el mundo de la Música no menos genial que el poeta granadino en las Letras, hora es ya que en Burgos debiese estar rehabilitada y honrada públicamente.
Revolviendo viejos papeles encontré, hace poco, una lista del menú de aquella cena, con la sombra del Cantor del Mío Cid. Era una auténtica cena medieval " [...]
3
(1963) (nota (1)..Artículo dedicado a Ramón Gómez de la Serna, con ocasión de su muerte.)
p.12 "Por ahora hace algo más de treinta años, Ramón Gómez de la Serna pasó dos días en Burgos. Vino invitado por los socios de un Círculo literario-artístico que entonces existía en la ciudad y que se llamaba «El Ciprés». Lo presidía el escritor Eduardo de Ontañón. También se llamaba «Tertulia de los Jueves», porque nos reuníamos ese día de la semana después de cenar en un rincón del desaparecido Candelas.
Llegó Ramón Gómez de la Serna [...] Estuvimos comentando largo rato el cuadro que había pintado Solana, que después se hizo muy famoso, de Ramón y los contertulios del café Pombo.
La Tertulia del café Pombo

, pintado en 1920 por José Gutiérrez Solana,

p.13…"Entre los asistentes al “Ciprés” estaban además de Ontañón, el arqueólogo Monteverde, el compositor musical Antonio José, el historiador Gonzalo Lastra y el orfebre Maese Calvo.
Yo tenía entonces un automóvil “Singer”, tipo sport. Conmigo, en ese coche, Eduardo Ontañón llevó a cabo no pocos descubrimientos artísticos, anecdóticos o históricos de esta provincia, que él publicaba en importantes periódicos madrileños."
----
A modo de explicación
Al intentar recopilar el máximo de información sobre Antonio José y su época, llegué a este libro, que lógicamente llamó mi atención, por ser el autor, sobrino de Luis Gallardo Pérez fundador del  taller para fabricar tapices y alfombras «La Cartuja» .

Lo compré usado, y al abrirlo tuve una gran sorpresa. Llevaba una dedicatoria del autor Próspero García-Gallardo, fecha: Septiembre 1978. De momento, mantendré la incógnita. Entre tantos nombres -sin apellidos- que podían ser coincidentes, se me ocurrió uno, muy relacionado con Antonio José, que descubriré en su día.
Además de los datos interesantes que existen entre sus páginas, se añadía este hecho casual -casi mágico- como un aliciente más para continuar investigando sobre todo lo relacionado con el músico y su entorno.
--
En el volumen 1, de ANTONIO JOSÉ MÚSICO DE CASTILLA (1980), de Jesús Barriuso Gutiérrez, Miguel Ángel Palacios Garoz, Fernando García Romero, -con prólogo de don José Subirá-  hacen referencia a este libro, pág.54 y nos remiten al artículo 'LA SOMBRA DE UN INVITADO POETA'.


páginas 62-63-64...
[Antonio José]..."forma parte de la Tertulia del Ciprés, etc.
Esta tertulia, creada en 1932 por Eduardo de Ontañón, se reunía los jueves por la noche en el Café-Bar Candelas del paseo del Espolón (que ocupaba el mismo local del antiguo Salón Parisiana), "cordial rincón del buen regocijo, donde el Ciprés se mantiene enhiesto contra viento y marea". La tertulia tomó como emblema el ciprés de Silos, representado en una escultura cónica de madera que presidía las reuniones, realizada por el cipresiano Félix Alonso.
No conocemos la lista completa de todos los contertulios, pero sabemos que lo eran, además de los ya mencionados Eduardo de Ontañón, Antonio José y Félix Alonso, Moisés Barrio Duque, Luis Sáiz Barrón, Ignacio Ángel Arroyo Merino, Florentino Martínez Mata, Saturnino Calvo, Alfredo Palmero, José Luis Monteverde, Alberto Retes, Alfredo Mediavilla y Eloy García de Quevedo [...]También eran cipresianos, entre otros, Gonzalo Díez de la Lastra, Próspero García Gallardo, María Cruz Ebro, Guillermo S. Cardiel, Jaime Santamaría Ruiz, Fortunato Julián y Ángel Juan Quesada.
La Tertulia del Ciprés fue un espacio de tolerancia y pluralismo en aquel Burgos de la República"
Para saber más:
http://www.aytoburgos.es/archivo/fondos-documentales/fondo-extra-municipal/fondo-antonio-jose

http://www.funjdiaz.net/folklore/07ficha.php?id=2040

Documental:
Burgospedia:
https://burgospedia1.wordpress.com/2014/10/21/la-revista-parabola-y-la-tertulia-el-cipres-por-francisco-blanco/

Diario de Burgos:
http://www.diariodeburgos.es/noticia.cfm/Vivir/20071216/generacion/27/F5A6F8CB-F20F-8C66-AD218E794FF40999

EL PAÍS -
http://elpais.com/diario/1980/02/05/cultura/318553205_850215.html

Siguiendo las Etiquetas en las entradas de este mismo blog:
https://penelopegelu.blogspot.com.es/2016/11/antonio-jose-4-antonio-jose-martinez.html

--
MIS OTROS BLOGS:

6 comentarios:

Rosa dijo...

Buenas noches, Gelu:

Qué gran trabajo estás realizando para dar a conocer a Antonio José.
Gracias.

Un beso, Gelu.

Gelu dijo...

Buenas noches, Rosa:

Ha durado demasiado el silencio. Y lo que se conoce son pequeños fragmentos, cuando Antonio José todo lo dejó escrito en prosa y en música.
El archivo debe estar abierto al público ya. Habrá muchos estudiosos de su vida y de su obra.
Y los periódicos y revistas de esos años digitalizados.

Abrazos.

Ele Bergón dijo...

Esta entrada me interesa especialmente. El libro que indicas "Bajo el cielo de la gárgola" está escrito por un pintor. Uno de mis principales protagonistas de mi posible nueva novela es pintor y quiero meterme en ese mundo de la pintura de principios del siglo XX.

Es verdad lo que cuentas y a mí también me ha pasado: Parece como si algo mágico te llevase de un lugar a otro sin tú quererlo. Lo que me he dado cuenta que, cuando investigas, es más importante lo que encuentras por sorpresa que lo que buscas. Me alegro de tu hallazgo.

Seguimos en contacto. Besos

Gelu dijo...

Buenos días, Luz:

En Burgos había muy buenos pintores a comienzos del siglo XX.
Próspero García Gallardo era pintor, y sobrino de Luis Gallardo, pintor también. Muy amigos de Marceliano Santamaría. No hay que olvidar a Luis Manero, Fortunato Julián y otros…
Próspero García Gallardo tenía una gran amistad con Eduardo de Ontañón, y ambos fueron colaboradores en muchas de las publicaciones en prensa.

Abrazos.

ñOCO Le bOLO dijo...


Buenas noches, Gelu
Como siempre, agradezco tu visita y amable comentario.
Sobre lo tuyo, lo de siempre, admirarme de tanta documentación.

un abrazo

· LMA · & · CR ·


PENELOPE-GELU dijo...

Buenos días, ñOCO Le Bolo:

Gracias por tus palabras. Sabes que, desde hace años, soy asidua visitante de tus blogs, pero la niña de la fotografía -en este día especial- me encantó.
:)
Un abrazo