04 septiembre 2011

MI ABUELA BRIVIESCANA - CAPÍTULO II

Mi padre y yo - Noviembre 2008
Hospital Clínico de Barcelona
---------------




A mi padre en el año 1989, en agosto, le hicieron una operación de by-pass.
Él -con su humor característico- decía que era la misma que le habían hecho a Cruyff, y que por lo tanto había aumentado su cotización.
En noviembre del 2008 tuvieron que ponerle un marcapasos.
------
El día de la fotografía, en la Plaza Mayor, junto al kiosco de Briviesca, ( en Los Santos, 2001) fuimos al Catastro y al Ayuntamiento.
Las fincas, seguían registradas a nombre de mi abuela.
Quisimos ver cómo estaban los pagos de la contribución, desde el fallecimiento de mi abuela en 1973,
para ponerlos al día. 
Alguien pagaba los recibos. Curiosamente, no había ningún nombre en la cuenta. Sólo aparecía la Caja de AHORROS.
Fuimos al Registro de la Propiedad, y las fincas tenían el nombre de Titular de mi abuela.
A partir de aquí dimos autorización en el Catastro para que nos  dirigieran los recibos a nuestra cuenta bancaria, que desde entonces venimos pagando, incluído este año 2011, que en agosto nos han cargado el importe correspondiente anual.


Iniciamos los trámites para cambiar el nombre de las fincas y poner el de los herederos.
Nos pidieron en la Notaría los documentos correspondientes, que comenzamos a reunir.


----------


Seguimos insistiendo en el Ayuntamiento para saber quién y porqué pagaba los recibos.
Por algún motivo -que nosotros desconocíamos- no querían o no podían darnos nombres.
Al cabo de un mes conseguimos la información, y pudimos contactar por teléfono, con el señor que decía que mi abuela le había vendido las tierras.
Le preguntamos el porqué si las había comprado en el año 1969, en diciembre -como él aseguraba- no las había escriturado a su nombre en todo este tiempo.
(En el año 1969, vivía mi abuelo -que falleció en marzo de 1970- y aunque las tierras las había recibido su esposa en herencia de sus padres, había el poder marital, por lo tanto, él también debía haber firmado la venta).
Quedamos -telefónicamente desde Barcelona -en que nos enseñaría la escritura privada de compraventa firmada por mi abuela que nos dijo que tenía. Le dijimos que luego de ver la FIRMA correspondiente, le acompañaríamos a la Notaría, para que pudiera legalizar los papeles. 
Al cabo de unos días, llegó una carta de sus abogados, al domicilio de mis padres en Burgos, en la que aseguraban que tenían escrituras firmadas por mi abuela.
Les contestamos que queríamos ver la FIRMA, y una vez comprobada les facilitaríamos para que pudieran escriturar.
Ya la relación pasó a ser con los abogados. Primero por escrito y telefónico, por nuestra parte y luego por nuestro abogado en Barcelona, que tampoco lo consiguió en las repetidas ocasiones que lo intentó.
Teníamos la autorización de las dos hermanas de mi padre, como herederas, para ocuparnos de todos los trámites. Su hermano había fallecido en Venezuela, y sus hijos eran por lo tanto los herederos.


Las tierras, no llegaban a tres hectáreas, pero no era cuestión de 'superficie'.  




------------
Continuará, ...
Capítulo III...¿Por qué no se acordó mi padre de las tierras hasta noviembre del año 2001?.
-------------


   Dejo este precioso poema de Rosalía de Castro:


A xustiza pola man   





Musicado y cantado por Amancio Prada

----------------------
NOTA
Al comprobar que han retirado el video del enlace YouTube, actualizo,  y sustituyo, el 6 marzo 2014 


A justiza pola man
Musicado y cantado por Amancio Prada


------------------------


Y recojo estas palabras de  Antonio José Francisco Rey,
(Antón de Muros) de su libro SON GALEGO,
que me parece expresan de forma poética un sentimiento universal:


'Dalgunha maneira, misteriosa, por certo,
viven en ti os que te precederon no camiño da vida;
falas a súa lingua, lonxe dos vales,
escoitas a súa música aínda que non véxa-las rías'.





-----------------------

10 comentarios:

Gizela dijo...

Buenos días Gelu
Entrañable foto...
Y muy interesante historia
Engancha mucho, con esa pregunta que dejaste después del continuará...
Qué bueno que te decidiste a publicarla y compartirla!

El poema de Rosalia a ritmo de muñeiras, muy hermoso y muy triste
Pero ella siempre supo llegar muy al alma,con sus poemas sociales y muy especialmente con sus versos cargados de un gran amor por su terruño Galicia y su inmenso orgullo de ser gallega

No conocía el libro Son Galego
En mi computadora, no funciona el enlace que dejaste, se abre la pagina del blog La Acequia,pero sin contenido
Pero me fui por otro camino y me informé...ahora entiendo mejor las palabras que dejaste.
Ciertamente viven tanto en nosotros los que nos precedieron..
Ese niño argentino de nacimiento, gracias al abono de las historias de su abuelo, retoñó sus raíces en un libro! Que bonito!
Imagino que deben haber muchas historias similares, tal vez nunca llegarán a libro, pero sí son parte del alma de muchos.
La diáspora gallega por el mundo, sembró en muchos países, retoños de ese terruño tan querido por Rosalia

Mis propios hijos vienen de unos abuelos y un papá, que salieron de su querida Asturias, buscando mejor porvenir,también de sus abuelos maternos y su mamá...
Imagino que igual pasó con tus familiares en Venezuela.
Y las cosas no cambian, se siguen produciendo diásporas, desde otros países y hacia otros países, porque nunca nadie detendrá el afán y el sueño de una persona, de buscar mejor futuro, para él y para su familia
Bella entrada Gelu
Feliz domingo y abrazos

Gelu dijo...

Buenas noches, Gizela:

Gracias por tu presencia y tus palabras.

Rosalía de Castro y su poesía sencilla y llena de sensibilidad.

Espero recibir –en cuanto puedan enviarlo– el libro “Son Galego”. Su blog, lo conozco desde marzo del 2009.

Te dejo una canción:
Mi tierra

Abrazos.

P.D.: He corregido el enlace que decías que no veías. Era culpa mía, no lo había puesto bien.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Cómo me gustan estas entradas tuyas.

Aldabra dijo...

Encantada de conocerte y ponerte cara. Es un placer.
Desde luego este jaleo de tierras, papeles y firmas, que típico es, en toda familia que se precio hay algún jaleo semejante, ¿verdad?, al menos aquí en Galicia si lo hay (demasiado minifundio). Mi madre también tuvo algún jaleo con un monte que le había dejado en herencia una tía suya.

Es para volverse locos. Además de que el bolsillo se resiente porque ya se sabe que cuando hay abogados de por medio...

biquiños y esperemos la continuación a ver qué sucede... quedo intrigada.

pancho dijo...

Excelente recorrido desde la habitación de un hospital, pasando los líos patrimoniales de las notarías por tres hectáreas de secano hasta el Romanticismo de Rosalía.

Tu sentido del humor ya estaba en tu padre.

Final de folletín decimonónico con intriga añadida que nos hace estar pendientes de la siguiente entrega.

Un abrazo.

ALEX dijo...

Que interesante historia, parece una novela negra de intriga, estoy esperando con entusiasmo el siguiente capítulo.
Un saludo.

Gelu dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:

Agradezco sus palabras desde el corazón.

Le dejo un poema-canción:

Antífona del otoño

Un abrazo.

Gelu dijo...

Buenos días, Aldabra:

Como irás viendo en la historia, en este caso, las tierras en sí no tenían el valor del dinero que representaban, ni teníamos interés por ello; SÍ en cambio era mucha la importancia del hecho, y de conocer lo que ocurrió, que a día de hoy, ya sabemos.
Te dejo un poema que te gustará:
Mujeres de Juan Gelman.

Abrazos.

Gelu dijo...

Buenos días, pancho:

Espero seguir manteniendo el interés de la historia, que con un poco de poesía y de humor, conseguiremos quitarle un poco de la fealdad de este tipo de sucesos que se repiten con tanta frecuencia y no se conocen.

Negra sombra

Rosalía de Castro


Un abrazo.

Gelu dijo...

Buenas noches, ALEX:

Qué razón tienes, es una historia porque todo es real, parece una novela, y es de color negro.

Te dejo un enlace con el poema Poco se sabe de Juan Gelman, que hoy me ha recordado Aldabra con un comentario.

Abrazos.