09 julio 2015

CRÓNICAS PERIODÍSTICAS DE LA GUERRA DE ÁFRICA (1859-1860)- NÚÑEZ DE ARCE (3)

Edición de María Antonia Fernández
Clásicos de Biblioteca Nueva
Madrid-2003
--



--

Campamento del Otero, 31 de diciembre de 1859---; publicado -pág.1- 8 de enero de 1860 (pp.128 a 134)
...Anteayer había llegado a Ceuta nuestra escuadra, compuesta del navío "Isabel II", remolcado por el vapor del mismo nombre; de las fragatas "Blanca" y "Princesa de Asturias", esta última, como Vds. saben, recién salida del astillero de la Carraca; de la corbeta "Villa de Bilbao" y de los vapores "Vasco Núñez de Balboa", donde iba el almirante; "Vulcano", "Santa Isabel", "León" y "Colón": escuadra que compondría proximamente una fuerza de cerca de trescientos cañones.
Nada más bello que ver entrar en el puerto estas naves...."

Copio de Wikipedia:
[...]"una escuadra de guerra formada por un navío de línea, dos fragatas de hélice y una de vela, dos corbetas, cuatro goletas, once vapores de ruedas y tres faluchos, además de nueve vapores y tres urcas que actuaron como transportes de tropas. "

[...] "estos pobres muchachos, la mayor parte casi unos niños, tan valientes, tan sufridos, tan dispuestos para toda empresa heroica, tan disciplinados, en fin, que todavía desde que salieron de sus guarniciones, no han dado motivo para que se formara UNA SOLA SUMARIA"
pág.131..."Europa...acostumbrada a mirarnos, merced a las torpezas del antiguo régimen, como una nación de frailes y de mendigos."
--




El general Prim en la Guerra de África
(autor pintura: Francisco Sans Cabot )

publicado pág.1 ---> 10 de enero de 1860...
pág.137..."[Conde de Reus]...picó espuelas a su ágil caballo, y se metió denonadamente tremolando la bandera por medio de las filas marroquíes; y detrás de él al grito de Viva la reina las tropas entusiasmadas, ciegas, dispuestas a morir con su general o a vencer[...]los más valientes, los que primero habían respondido a la voz del Conde de Reus, cayeron acribillados a balazos; la bandera está agujereada y rota por mil partes; el caballo del general herido. Aquello era la boca del infierno; las balas silbaban a millares en un reducido espacio[...]
¿Cómo vive todavía el general Prim?[...] Hay ocasiones en que debe creerse en milagros, y ésta es una."  

pág.138..."Las bajas de la división Prim no fue la que dije a Vds. en mi anterior; fue mayor todavía."
..."Nuestras tropas acampan más allá de los Castillejos"
..."El combate del día 1.º es el hecho de armas más importante, hasta ahora, de nuestra campaña de África.
..."El cuerpo del general Zabala, que tan heroicamente se portó en este memorable día tiene muy cerca de trescientos hombres de baja"

---
11 de enero 1860....fecha escrito "hoy 5 enero 1860"...pp.140 a 144

---
publicado 17 enero 1860.....Ceuta, 7 de enero de 1860:
[...]"Está a punto de terminarse el primer canto de esta sangrienta epopeya de sufrimiento, de resignación, de valor incontrastable en que nuestros soldados han luchado con todo: con el mar, con la naturaleza, con el viento, con el agua, con la epidemia, con el terreno y con los hombres."
17 enero 1860 enviado,- además-....Ceuta, 10 de enero de 1860, pág.1 y 2 
..."Hace tres días, cuando me preparaba a embarcarme para volver al campamento, se desató con tal violencia un fuerte Sudeste, y se levantó una borrasca tal..."
..."Nada más horrible que la vista del puerto..."
..."Como Vd. comprenderá fácilmente, el temporal paralizó los movimientos de nuestro ejército, casi a la vista de Tetuán..."
---

publicado 20 de enero 1860...(pp.153 a 157) pág.1 ...13 de enero de 1860....enviado Campamento sobre el Azmir...
sigue pág.2
(pág.158)...CAMPAMENTO DEL CABO NEGRO...13 de enero de 1860
..."Ayer, después de un porfiado combate"...
..."hacia un peligroso desfiladero"...
..."Sobre el Cabo Negro se alza un castillejo cuadrilátero,"...

..."No puedo decir a Vds. con exactitud el número a que ascienden nuestras pérdidas; creo, sin embargo, que no bajarán de quinientos hombres"

---

Publicado, pág.1...22 de enero 1860...fecha escrito--->16 de enero de 1860
pág.161 "A bordo del "Duero", enfrente de Tetuán, 
Los sucesos se precipitan en este sangriento drama con tanta rapidez que falta tiempo para consignarlos, e imaginación que pueda abarcar de un solo golpe todas las peripecias, todos los pormenores, todos los incidentes de esta guerra, cada vez más conmovedora. " 

---

Publicado, pág.1- 28 de enero 1860...enviado Campamento frente a Tetuán, 20 de enero 1860
[...]"Aquí no hay nada, como no sea la interminable cadena de rocas que le levanta en estas costas; la lluvia que cala los huesos de nuestros soldados; el viento que se lleva sus tiendas; espectáculo sublime por la paciencia con que nuestro ejército sufre estas penalidades; pero monótono, igual y falto, si no de peripecias conmovedoras, de incidentes imprevistos."
---
Publicado 31 de enero de 1860...enviado: A vista de Tetuán, 24 de enero de 1860
pág.174[...] "Ayer, por fin, después de algunos días de quietud y reposo, los moros, recogidos hasta ahora en su campamento [...]quisieron dar señales de vida y estorbar nuestros trabajos de sitio.
[...] Los días que hemos permanecido en el mismo sitio sin avanzar, no han sido perdidos..."
---
A modo de comentario personal
(Leyendo, -con vergüenza y tristeza-, la correspondencia de Núñez de Arce a LA IBERIA, y lo publicado hasta el 31 de enero de 1860 -llegamos a la página 178 del libro-, y nos quedamos en el tiempo con los lectores, esperando las noticias de la prensa y el ejemplar del 1.º de febrero de 1860.)
--
La orilla blanca, la orilla negra...
---


MIS OTROS BLOGS:




12 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

La orilla blanca, la orilla negra, qué recuerdos.

Disciplinados soldaditos para marchar hacia la muerte, pensando en la situación de los suyos, los que se quedaron con el pañuelo diciendo adióc. ¡Ay la maldita guerra! ¿Para qué fueron a luchar contra el cólera, las espingardas y las gumías? ¿Por el prestigio de España en Europa? ¿Por unos reductos de piedra? ¿Por un trozo más de tierra?

Aciertas con tus pinceladas. Y ya te dije que me fueron muy útiles tus enlaces.

Un abrazo, Gelu.

Amapola Azzul dijo...

Me gusta la música que pones aquí.
Un beso.

Feliz finde.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Abejita de la Vega:

El profesor Ojeda nos dejó una buena explicación de la situación y los motivos, en sus entradas. A tiempo pasado, y con la información que podemos manejar, podemos hacernos una composición propia de los intereses y fanatismos.
Los castigos a los desertores venían en la prensa. También las medallas y la relación de nombres de los "afortunados" que se habían hecho acreedores, a costa de su vida.
En fin.

Besos.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Amapola Azzul:

Gracias.
Esta, además, es una hermosa canción de paz.

Besos.

RECOMENZAR dijo...

wow nunca habia leido un blog asi
interesante saludos

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches,
Me alegra que lo encuentres interesante
Saludos

Abejita de la Vega dijo...

Nunca se da con el organigrama completo de una guerra, el profesor nos dio algunas claves, efectivamente.

A Juanita la hice planchadora en homenaje a mi abuela paterna, que planchaba y hacía encañonados para las señoritas Liniers y Muguiro, en el palacio de la Isla. Tienes razón en lo que me dices del calor. Entré en el túnel del tiempo para comprar almidón del que anunciaba "La Iberia". La palabra encañonar ya no figura en el diccionario con esa acepción, ya nadie encañona.

Pasa buen verano,

Gelu dijo...

Buenos días, Abejita de la Vega:

Muy interesantes las crónicas de esta guerra, tanto las de Núñez de Arce -de nuestra lectura- como las de Pedro Antonio de Alarcón y de Navarro y Rodrigo de La Época.
Vuelvo con frecuencia al libro de tu padre: Veinticuatro mil días en Burgos.
Recordaba esos detalles de la plancha, y las esperas de los niños a la madre en la escalera del palacete.
Y pienso en la vida sacrificada de tantos antepasados, para conseguir -tras unas generaciones-, que los jóvenes de hoy tengan la cultura a su alcance.

Abrazos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

En efecto, intereses cruzados que llevaron a impulsar una campaña de patriotismo en la que murieron muchos que fueron con toda la ilusión a la guerra que, en realidad, hacían otros...

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Al pueblo sencillo le mueve el corazón. Los que sólo buscan conseguir sus objetivos, manipulan sentimientos sin pararse a considerar los costos en vidas y secuelas de heridas en paises enteros.
Seguiré hasta el final con el estudio de estas Crónicas. La próxima entrada la dedicaré a la correspondencia de Núñez de Arce, publicada en La Iberia en febrero de 1860.

Un abrazo.

La seña Carmen dijo...

Seguiremos leyendo tus comentarios, tus visiones, tu forma de conectarnos con otras realidades.

No hemos salido de la nada, somos hijos y nietos de aquellos a los que llevaron a África y de aquellas que se quedaron en la península cumpliendo con tareas tan importantes que sin ellas no estaríamos ahí.

De lo de estar en Europa mejor lo dejamos para cuando amainen los vientos del norte que se abaten sobre el la Europa del sur.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Mª del Carmen Ugarte:

La juventud del país embarcada en la lucha, que se repetiría -en otros cercanos escenarios- en años posteriores.
¿Quién se beneficiaba de estas aventuras costosas en vidas y tan empobrecedoras para el pueblo?
Interesantes todos los detalles que aporta el corresponsal de La Iberia. Asombra, la inhumanidad con la que se refiere a los enemigos. Por ejemplo, lo que relata, desde su puesto de observador en el terrado de la Aduana.

Un abrazo
P.D.: Con retraso, felicidades por tu santo.