24 diciembre 2015

LOS PAZOS DE ULLOA (3) EMILIA PARDO BAZÁN

--



dirigida por el profesor Ojeda 
--
XII


...[Julián] "-Señorito, ¡si usted adoptase una buena resolución! ¡Echar a ese hombre, señorito, echarlo!
-Calle usted, hombre, calle usted... Le pondremos a raya... Pero eso de echar... "
... "y un gozo muy puro le inundaba el espíritu cuando saludó al crucero con verdadera efusión religiosa."
«Bendito seas, Dios mío -pensaba para sí-, [...]  vuelvo trayendo el matrimonio cristiano, las virtudes del hogar consagrado por ti.[...]Dios mío, gracias».
[Primitivo][...] "-Sí, señor... La hija se me quiere casar...
-¿Sabel?
-Sabel, sí, señor, anda en eso... Con el gaitero de Naya, el Gallo... Por de contado se empeña en irse para su casa, así que les echen las bendiciones..."

gallego bailando
XIII 
"Transcurrido algún tiempo de vida familiar con suegro y cuñadas, don Pedro echó de menos su huronera."
..."Los altercados de don Pedro con su tío iban agriándose, y vino a envenenarlos la discusión política,"
..."El marquesado allí se había deshecho como la sal en el agua, merced a la malicia de un viejecillo, [...]El cronista, pues, hizo su oficio desentrañando la genealogía entera y verdadera de las casas de Cabreira y Moscoso, probando ce por be que el título de Ulloa no correspondía ni podía corresponder sino al duque de tal y cual, grande de España, etc.; y demostrándolo mediante oportuna exhibición de la Guía de forasteros"
..."Impaciente ya, resolvió don Pedro la marcha antes de que pasase la inclemencia del invierno, a fines de un marzo muy esquivo y desapacible"


(imagen de internet)

..."Nucha calló. El carruaje brincaba en los baches de la salida,"...
... "Pintóse en el rostro del marqués la sorpresa, y casi al mismo tiempo la alegría inmensa" ...[...]" Don Pedro tomó en brazos a su esposa y la sentó en la albarda, arreglándole la ropa con esmero."
... "La... mujer ésa, bien comprendo que rabia por largarse; mas Primitivo es abonado para matarla antes que tal suceda."
[...]"-¿Y por qué no me da usted la enhorabuena, desatento?[...]Julián no entendía. El señorito se explicó cayéndosele la baba de gozo. Sí, señor, para octubre, el tiempo de las castañas..., esperaba el mundo un Moscoso, un Moscoso auténtico y legítimo... hermoso como un sol además."
"-¿Y no puede también ser una Moscosita? -preguntó Julián después de reiteradas felicitaciones.
-¡Imposible! -gritó el marqués con toda su alma."
... "Parecíale a Julián que Nucha era ni más ni menos que el tipo ideal de la bíblica Esposa, el poético ejemplar de la Mujer fuerte,"
 [Nucha] [...]"divisó agazapado en el fondo del gallinero, escondiéndose como un ratoncillo, un rapaz de pocos años. [...]Nucha vio entonces el rostro redondeado, hoyoso, graciosísimo y correcto a la vez, como el de los amores de bronce que sostienen mecheros y lámparas. Una risa entre picaresca y celestial alegraba tan linda obra de la naturaleza. Nucha le plantó un beso en cada carrillo."
"Por entonces se dedicó el matrimonio Moscoso a pagar visitas de la aristocracia circunvecina. Nucha montaba la borriquilla, y su marido la yegua castaña; Julián los acompañaba en mula"
XVI
..."Hay que reconocer que don Pedro se portaba bien con su esposa durante aquella temporada de expectación."
..."Si aquello no era el matrimonio cristiano soñado por el excelente capellán, viven los cielos que debía asemejársele mucho."[...]"Julián bendecía a Dios todos los días."

P. Nieremberg (imagen de internet)

[...] "una tarde de octubre estaba Julián sentado en el poyo de su ventana, engolfado en la lectura del P. Nieremberg" [...]
[don Pedro]... "Venía únicamente a darle a usted la buena noticia."
Don Pedro volvió a bajar la escalera rápidamente silbando una riveirana, y el capellán, al pronto, se quedó inmóvil."

[...] " Entre varias estampitas pendientes del muro y encuadradas en marcos de briche y lentejuelas, escogió dos: una de San Ramón Nonnato y otra de Nuestra Señora de la Angustia, sosteniendo en el regazo a su Hijo muerto. Él la hubiera preferido de la Leche y Buen Parto, pero no la tenía [...]
 y armó su altarito."
..." En la antesala de la cocina se dio de manos a boca con Máximo Juncal, el médico de Cebre"
..."Pero don Pedro entró impetuosamente, como una ráfaga de viento huracanado. Traía de la mano una muchachona color de tierra, un castillo de carne: el tipo clásico de la vaca humana."
... "Mas Julián no veía el alba, no veía cosa ninguna..."
..."En medio de su doloroso vértigo oyó una voz que le pareció resonante como toque de clarín... La voz decía algo. Julián entendió únicamente dos palabras:
-Una niña."
..."-Ahora alegrarse, don Pedro -dijo el médico-. Lo peor está pasado. Se ha conseguido lo que usted tanto deseaba..."
..."Entró Primitivo, y sin mostrar alteración ni susto dijo «que subiese don Máximo, que al capellán le había dado algo; que estaba como difunto» .
"El primer día que Julián pudo ver a la enferma, no hacía muchos que se levantaba,"
..."-La encuentro a usted con muy buen semblante, señorita -dijo el capellán mintiendo como un bellaco."
..."-¿Ha visto usted la pequeñita?
-Sí, señora... El día del bautizo. ¡Angelito! Lloró bien cuando le pusieron la sal y cuando sintió el agua fría..."

Los gigantones de Santiago (detalle dibujo de Gerardo Meléndez
"-¡Ama, ama! Traiga la niña."
[el ama]..." se asemejaba a la gigantona tradicional de la catedral de Santiago, llamada la Coca."
..."No era la primera vez que observaba Julián, desde el parto, gran tristeza en la señorita. El capellán había recibido una carta de su madre que encerraba quizás la clave de los disgustos de Nucha. Parece que la señorita Rita había engatusado de tal manera a la tía vieja de Orense, que ésta la dejaba por heredera universal, desheredando a su ahijada.
Por otra parte, ¡el decaimiento físico era tan visible! Ya no se parecía Nucha a más Virgen que a la demacrada imagen de la Soledad[...] Atendiendo a la niña, Nucha se reanimaba.
Una penosa idea le acudía de vez en cuando. Acordábase de que había soñado con instituir en aquella casa el matrimonio cristiano cortado por el patrón de la Sacra Familia. Pues bien, el santo grupo estaba disuelto: allí faltaba San José o lo sustituía un clérigo, que era peor. No se veía al marqués casi nunca; desde el nacimiento de la niña, en vez de mostrarse más casero y sociable, volvía a las andadas,"
[...]"Trataba el bueno del capellán de comulgarse a sí propio con ruedas de molino"
"La cosa era bien clara. Situación: la misma del año penúltimo. Tenía que marcharse de aquella casa 
[...]"La misma noche, antes de acostarse, presenció el capellán una escena extraña, que le sepultó en mayores confusiones[...]Halló muy concurrido el sarao de Sabel[...]el espacio libre de la mesa, tendidos en hilera, había hasta doce naipes, que si no recortados en forma ovada por exceso de uso, como aquellos de que se sirvieron Rinconete y Cortadillo, no les cedían en lo pringosos y sucios. En pie, delante de ellos, la señora María la Sabia, extendiendo el dedo negro y nudoso cual seca rama de árbol, los consultaba con ademán reflexivo"
"Los sueños de las noches de terror suelen parecer risibles apenas despunta la claridad del nuevo día;"
[Nucha]..."Tengo la cabeza debilitada; no pienso sino en cosas de susto, en espantos... ¿Ve usted qué chillidos di ayer por la dichosa araña? Pues de noche, cuando me quedo sola con la niña..."
..."A un mismo tiempo exclamaron los dos, capellán y señorita:
-¡Qué día tan triste!"
..."volvió a sobrecogerla el fragor de un trueno más hondo, poderoso y cercano que los anteriores. ¡Era preciso encender la vela del Santísimo y rezar el Trisagio!"
... "¡Con cuánto fervor empezó el capellán a guiar el Trisagio misterioso!"
--
A modo de comentario
Sorprende Doña Emilia Pardo Bazán, cuando encontramos en este relato que, de la forma más sencilla, nos da cuenta de los hechos que ve, intercalando pinceladas de la situación política y cultural. De paso, aprovecha para poner en evidencia costumbres en las gentes de la ciudad y en el medio rural, por lo que resulta un buen estudio de la sociedad de la época.
--
https://www.youtube.com/watch?v=qeD2-gFcUKE
riveirana
--
MIS OTROS BLOGS:

22 comentarios:

Ele Bergón dijo...

Doña Emilia sabe muy bien escribir y describir los dos ambientes, el urbano y el rural, tanto en tipos como en paisajes y la crudeza como lo hace, muchas veces, nos puede producir dolor, pero era la sociedad de aquellos años de mediados del siglo XIX, no en vano pertenece al movimiento naturalista.

Me han dicho que Manolí era maestra, o al menos que enseñó a la sobrina de una amiga mía, pero que murió relativamente joven y creo entender que en el pueblo. Quizá entonces Fernando se fue a Burgos.

Si tengo más datos ya te los comentaré por correo .

Besos

PENELOPE-GELU dijo...

Buenos días, Luz:

No me compré el libro de 'Los Pazos de Ulloa', porque en casa de mis padres lo tengo, ese y otros de Doña Emilia, en unas ediciones antiguas.
Sería interesante, conocer también la historia de su Pazo de Meirás, desde su adquisición hasta nuestros días.
¡Felices fiestas!

Abrazos.
P.D.: ¿Quién me iba a decir que de algún modo -gracias a internet- iba a surgir, como agua de fuente, este hilo familiar que me uniera a Pardilla?
Encontré fotografías y unas cartas de un hermano de mi abuelo, llamado Fernando, homónimo y tío carnal del vecino de tu pueblo marido de Manoli. También hacía poemas. Seguramente publicaré algo.

Paco Cuesta dijo...

Sociedad de la época en que la nota dominante es la progresiva degeneración de la aristocracia rural.
Felices fiesta
Besos

PENELOPE-GELU dijo...

Buenos días, Paco Cuesta:

Doña Emilia en el capítulo 9, deja caer:
“Magnífico ejemplar de una raza apta para la vida guerrera y montés de las épocas feudales, se consumía miserablemente en el vil ocio de los pueblos, donde el que nada produce, nada enseña, ni nada aprende, de nada sirve y nada hace."
El hombre del casino provinciano...que, años más tarde, retrataría D. Antonio Machado en su poema, 'Del pasado efímero'.
Y así estamos hoy.
¡Felices fiestas!

Abrazos

Amapola Azzul dijo...

Me he quedado impactada con las inclemencias del invierno.
Jamás imaginarían las inclemencias que acarearría el cambio climático Gelu.
Besos y Feliz Navidad.

Amapola Azzul dijo...

La verdad es que cada libro y trozos de texto es un tesiro. Bs

Que disfrutes de estos días Gelu. Abrazos.

Gizela dijo...

Buenos días Gelu
Siguiendo el rastro dejado en mi ventanita con tus buenos deseos para estas fiestas, vengo a desearte a ti y a todos tus quereres una muy Feliz Navidad.
Espero hayan sido días de paz, amor y mucho compartir.
Y espero el nuevo año, llegue para ti y los tuyos, cargado de todo lo bueno imaginado
Abrazo navideño

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Amapola Azzul:

Un viaje -en esos meses de frío y con esos transportes- tenía que ser bastante duro. Pero don Pedro estaba impaciente por volver a su huronera. Quizás, si hubiese sabido que Nucha…
¡Felices días!

Abrazos.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Gizela:

Me gustó mucho ver las fotografías de tu entrada, con tu madre de reina, tu familia y la compañía de tus amigos.
Muchas gracias por tus buenos deseos, que en ti sé de antemano que son así.
¡Felices días 2015 y todo lo mejor para el 2016 y sucesivos!

Abrazos

pancho dijo...

Antes de que se me olvide,- paso por tu casa con un sentimiento de débito por no pasar con más frecuencia-, desearte Feliz Navidad próspero Año Nuevo en compañía de pequeños y mayores.
Como siempre, excelente trabajo de selección de los momentos más significativos de la obra, con añadidos siempre tan interesantes para los que quieran enterarse bien de lo que pasa alrededor de la novela. Cuánto le gustaba a Gustave Doré lo español.Romanticismo en estado puro.
Siempre hay que volver a Machado. Como durante los meses de verano no quiero saber nada de internet, también vuelvo a escuchar este álbum de Serrat que conservo en aquellas cintas antiguas, hartas de dar vueltas al radio cassette. Parece que don Antonio acaba de leer Los Pazos de Ulloa.
Un abrazo.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenos días, pancho:

Siempre eres bienvenido; pero, no te sientas en deuda por nada. Gracias, porque nos dejas un gran trabajo en tu blog que todos podemos disfrutar y compartir. Reconozco que sí, te hemos echado en falta en verano.
Gustavo Doré, aprovechó bien su viaje por España y lo reflejó en sus ilustraciones para el libro del barón Davillier. ¡Cómo le llamaron la atención los mendigos que encontraba repartidos en toda nuestra geografía!.
Enlazo su dibujo de gallega vestida de fiesta.

Abrazos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Es una de las cosas más significativas de la novela, cómo entrecruza lo ficcional y lo real y cómo ambas cosas se explican la una a la otra. Por cierto: me gusta mucho que haya elegido la imagen que encabeza la entrada. Emilia Pardo Bazán abrió muchos caminos y hay que destacarlo.
Gracias.

coroentreaguas dijo...

Muy oportunos los enlaces e ilustraciones.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

En la pintura que -como deducimos por el enlace- apareció publicada en ‘La Época’ diez años después de ‘Los Pazos de Ulloa’ vemos la sala llena de público y además, se nos dice que “El Ateneo madrileño se jactaba de tener, gracias a copiosas subvenciones públicas, a los mejores conferenciantes, a los que pagaba una peseta por minuto de lección. Toda una fortuna en aquel momento.”
Más razón aún, para que la máquina de escribir de D.ª Emilia, imparable, echase humo.

Un abrazo.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, coroentreaguas:

Gracias. He visto en tu blog que vas más adelantada en la lectura de Los Pazos de Ulloa. Volveré, cuando llegue con mis entradas a esos capítulos.

Un abrazo.

Abejita de la Vega dijo...

Viví el parto de la pobre Nucha, qué angustia la del cura Julián, el único preocupado por la pobre parturienta.

El médico se está en el salón, charlando con don Pedro; menos mal que no hizo uso del instrumental, la suerte de Marcelina hubiera sido la de la pobre madre de San Ramón Nonato, abierta en atroz carnicería y muerta, como la famosa madre de Julio César. ¡A quien se le ocurre invocar a tal santo en tales circunstancias!

El marido, el pseudomarqués de Ulloa, sólo quiere un heredero varón, imposible que sea niña. Está dispuesto, eso sí, a traer cogida de las trenzas a la nodriza giganta, para alimentar al preciado varón. Al fin, niña y decepción mayúscula-

Sólo el pobre cura reza y se angustia por no poder ayudar a la pobre señorita.

Seguimos con la lectura y los comentarios, qué gran novela tenemos entre manos.

Sor Austringiliana agradece tus comentarios, las pongas en la entrada que las pongas. Las manos de los canteros...

Un abrazo, Gelu.
Hablando de

Abejita de la Vega dijo...

Se me olvidaba el ron que tomaba el médico, esperando el alumbramiento. A las que tenéis la experiencia del parto, se os pondrán como escarpias. Me impresiona a mí...

Besos, Gelu.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Abejita de la Vega:

Ciertamente el relato del parto de la pobre Nucha fue angustioso, con la tardanza y malvada disculpa del padre de Sabel y esa tranquilidad del médico de Cebre,.
Te dejo un bonito dibujo de Lalo Miguel Martínez, de la Residencia Hospital “300 camas” .
donde nació mi hijo, y en la que -por suerte – fui atendida por un médico excelente, el doctor Garzón.

Abrazos
P.D.: Por cierto, lamento el despilfarro de nuestra ciudad; y cuando desaparezca ese edificio, que podía tener tantos usos, la evocación de esta “riqueza” actual, será una de las causas que me sirvan para despedirme definitivamente de Burgos, sin ninguna tristeza.

Amapola Azzul dijo...

Quise decir tesoro.

Abejita de la Vega dijo...

Un hermoso dibujo el del Yagüe de Lalo Miguel. Se podría aprovechar ese edificio, lleva camino de convertirse en un fantasma. Da pena verlo, sí. El derroche es el signo de estos tiempos. Al menos, tenemos buenos médicos.

Besos, acabo de pasar unas horas en el archivo de la casa de Ulloa. Más bichos que en el Museo de Historia Natural.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Amapola Azzul:

Fue sencillo imaginar lo que querías decir.
Te deseo mucha alegría para el año 2016 y sucesivos.

Besos y abrazos.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Abejita de la Vega:

Cuando lleve un poco más de tiempo abandonado, habrá una buena disculpa para justificar las decisiones.
Los impuestos cada vez más elevados.
En fin.

Abrazos.
P.D.: Me gustan los dibujos de Lalo Miguel, porque además en ellos se refleja su personalidad de buena gente.